1. Inicio
  2. NagusiLab

NagusiLabCultura

Información

NagusiLab es un proyecto que busca la generación de una red comunitaria en Álava para el cuidado de las personas mayores con el objetivo de que estas puedan quedarse en sus hogares, si así lo desean, el mayor tiempo posible. Si bien es cierto que la pandemia ha colocado a este colectivo en el punto de mira de la sociedad al hacer patentes las carencias que sufre, el proyecto que se está trabajando no quiere centrarse únicamente en tiempos de crisis sino en la creación permanente de una red social de atención y cuidados. Este proyecto, promovido por la Asociación Innovación Cultural, Artes y Sociedad, Artehazia, cuenta con el apoyo de Fundación Vital Fundazioa, al ser una de las beneficiarias de las ayudas COVID19 de la entidad, y el de la Diputación Foral de Álava, que ha subvencionado este programa.

Actualmente se están trabajando tres AuzoLabs, Laboratorios de Innovación Ciudadana, en torno a otros tantos retos. Uno de ellos es estudiar cómo tienen que ser las viviendas y las ciudades para que las personas se puedan quedar en sus casas. Otro pone el foco en la eliminación de actitudes y estereotipos en torno a las personas mayores (calificación de las mismas, de sus habilidades y conocimientos en función de su edad, pérdida de control de sus vidas ya que es el entorno familiar quien comienza a tomar decisiones, o un trato paternalista institucional y social, entre otras cuestiones). Y por último, el tercer ámbito es el análisis de los puntos débiles comunitarios (tanto de servicios como de la sociedad) a la hora de crear una red de cuidados.

Está previsto que el próximo 15 de abril se presenten los resultados obtenidos en los AuzoLabs a todas las personas implicadas en el proyecto, momento en el que se comenzará a darles forma para crear, al menos, tres prototipos (que pueden ser tangibles o intangibles y que no tendrán forma de obra artística).

El aporte de la ciudadanía y de la cultura

NagusiLab es un proyecto que se está llevando a cabo con una metodología que ofrece al proceso, y por lo tanto a los resultados, una singularidad especial. Uno de los elementos es que es la propia ciudadanía la que ha definido los retos y la que está trabajando sobre los mismos. Otro, que los AuzoLabs están concebidos como procesos de co-creación por lo que se ha incorporado a agentes que provienen del mundo de la cultura y de la creación. Y por último, que todas las sesiones de trabajo se han llevado a cabo con dinámicas y herramientas de base artística y cultural de creatividad aplicada.

Así, el proyecto arrancó en el mes de diciembre con un Grupo Motor, configurado por quince integrantes, del que forman parte profesionales que trabajan con personas mayores, tanto a nivel público como privado, pertenecientes, o no, al entorno sanitario, cuidadoras y cuidadores, mayores de diferentes colectivos así como jóvenes con proyectos de emprendimiento orientados al sector. Fue este grupo fue quien decidió los tres retos a trabajar. Cada uno de ellos se está desarrollando en un AuzoLab en el que la metodología la ponen artistas y creadores alaveses: la compañía de teatro Thusia S. Koop., el colectivo Guk.estudio (conformado por un arquitecto, una urbanista, una diseñadora y una mujer que proviene del mundo de la música), y Marina Blázquez, una arquitecta que diseña experiencias. En los AuzoLabs trabajan una treintena de persona: profesionales sanitarios cuya especialidad no es la gerontología, personas mayores y jóvenes, estudiantes, trabajadoras y trabajadores sociales, colectivos que integran a migrantes, personas con discapacidad física que, a su vez, son cuidadoras, comerciantes… Se ha buscado realizar un proyecto intergeneracional, con personas de diferentes profesiones, formaciones, procedencias, culturas, religiones… En definitiva, una representación de la sociedad alavesa actual.