1. Inicio
  2. Exposición ‘Ordenaré mis actos’
Gerardo Armesto

Información

La Sala Luis de Ajuria de la Fundación Vital acoge una exposición de las últimas creaciones del artista vitoriano Gerardo Armesto Larzabal. Bajo el título ‘Ordenaré mis actos’ el autor quiere cerrar un universo productivo que inició en 2011, para afrontar nuevos retos. La muestra permanecerá abierta hasta el 10 de enero, con entrada libre.  

La Sala Luis de Ajuria de la Fundación Vital será el escenario en el que se podrán contemplar dibujos y objetos escultóricos de pequeño y medio tamaño. Se trata de esculturas realizadas en madera, escayola y poliéster.

Gerardo Armesto Larzabal es un pintor, artista plástico, dibujante, escultor y creador audiovisual, nacido en Vitoria-Gasteiz en 1949. Se dio a conocer en sus primeros trabajos como pintor -es hijo de Gerardo Armesto Hernando -, pero su progresivo interés por el estudio tridimensional de los objetos, por sus diferentes perspectivas y análisis espaciales, le condujo, primero, al mundo audiovisual, y ya más recientemente, dentro de una lógica evolución, hacia el campo de la escultura.

En los años setenta abandona sus estudios de arquitectura en Valladolid para ingresar en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, donde obtiene la licenciatura. En 1981 se convirtió en catedrático de Dibujo en el Instituto Los Herrán de Vitoria, dedicándose a la enseñanza de esta especialidad y paralelamente comenzó a trabajar con la imagen en movimiento, tanto en cine como en vídeo. En 1990 decidió dedicarse de lleno a la pintura, con la que logró importantes reconocimientos. A partir de 1997 se decantó por la opción escultórica realizando obras en escayola, más tarde en zinc, piezas extremas en su búsqueda de los límites y de la luz interior, frágiles pero rotundas en sus convicciones espaciales. A lo largo de su trayectoria ha recibido varios premios y reconocimientos por su obra tanto pictórica como audiovisual y escultórica.

Actualmente, ya no se dedica a la enseñanza y vuelca todos sus esfuerzos en su faceta artística. El autor se ve como un constructor de objetos inservibles. De ahí el nombre ‘Ordenaré mis actos’, bajo el que ha presentado la exposición: “El tiempo pasa tan deprisa cuando uno tiene proyectos que acometer… Necesito dormir, llevo algunos meses en vela peleándome con los procesos de mi trabajo y con el ciento en la herradura. Necesito cerrar esta tarea creativa que comencé en 2011. Quiero ver que hay después. Después...”