1. Inicio
  2. Exposición 'Los Omanís'
 'Los Omanís'

Información

El Centro de Exposiciones Fundación Vital acoge  ‘Los Omanís’ una muestra de fotografía documental realizada en Omán durante la guerra de Yemen, por Mikel Blasco. Se trata de una serie documental compuesta por 30 instantáneas alrededor de la vida cotidiana en la costa del país que refleja la cultura del ocio fuera de las casas, la base que supone la pesca para este pueblo y el modelo de construcción basado en mano de obra barata. Se podrá visitar hasta el 19 de octubre.

Mikel Blasco es un fotógrafo y videógrafo vasco especializado en proyectos audiovisuales documentales. En 2014 fue director de fotografía del documental ‘Out’, que fue seleccionado en el Festival Internacional de Documental Punto de Vista y en el Festival de Málaga. Más tarde se trasladó a Ciudad de México, donde trabajó realizando proyectos audiovisuales para el centro Cultural de España en México. Fue precisamente durante esta etapa cuando materializó el que sería su primer proyecto fotográfico ‘Los Americanos’, en el que el punto de vista de un extranjero fue la excusa para realizar un proyecto que trataba sobre la identidad del continente y la importancia de Latino América.

 

Para realizar la muestra que acoge el espacio cultural de Fundación Vital, Blasco se trasladó a Omán, un país difícil para él, ya que tiene otro modo de vida, otra manera de funcionar día a día y otra percepción de cómo debería funcionar el mundo: el suyo y el universal. El fotógrafo pasó tres semanas en Omán fotografiando a sus gentes. Una experiencia que le resultó muy intensa e importante una vez superó su miedo a lo desconocido y sus prejuicios mediáticos. “La primera noche no pude ni dormir porque veía complicado acercarme a la gente por mis propias barreras mentales”, asegura el fotógrafo.

El planteamiento de este proyecto se ha basado en realizar retratos de la gente con la que coincide en su camino: “Me gusta captar su rostro instantáneo, el de verdad. Disfruto de la sensación de fijarme en una persona y enfocar algo especial de su apariencia, ya sea su ropa, su cara o la acción que está realizando. Ese momento es emocionante. Me acerco y me dirijo a mi objetivo. Es un acto de intervención en la vida de esa persona, es el mejor momento, cuando deja de hacer lo que estaba haciendo para prestarme su atención”, explica Mikel Blasco. El resultado de la experiencia en Omán ha sido esta exposición de treinta fotografías a color. Veinticuatro de ellas son de tamaño pequeño mientras que las seis restantes son de tamaño más grande.