1. Inicio
  2. Exposición 'Entre lienzos y cartones'
Expo SLA Blanca Abajo

Información

El centro de exposiciones Fundación Vital (sala Luis de Ajuria) acoge  'Entre lienzos y cartones', una treintena de obras de variados tamaños de la artista vitoriana Blanca Abajo Alda. El conjunto de la muestra, creada expresamente para esta exposición, ofrece un recorrido inspirado en la naturaleza en estado puro. Los diferentes volúmenes y texturas utilizados otorgan a los cuadros, realizados en técnica mixta sobre soporte de lienzo o cartón, la consistencia y dureza de una roca, o la fuerza de una gran montaña. La profunda influencia de la estética japonesa de su autora invade el espacio.

Abajo Alda ofrece su particular visión de la naturaleza partiendo del cartón como soporte. Sobre él utiliza todo tipo de texturas, como arena, gravilla, cemento o látex que, mezclados entre sí, dan un volumen duro y consistente a unas piezas que luego pinta con acrílicos y aguadas, además de utilizar pintura de hierro con oxidantes. La idea de realizar las obras en distintos tamaños -unas quince son de tamaño mediano o grande y el resto mediano o pequeño- ayuda a que la exposición resulte dinámica. Como afirma la propia autora “algunas obras son muy voluminosas, muy matéricas, y otras más planas; en ellas las aguadas y el movimiento de pintura hablan de naturaleza en estado puro, de mi profunda influencia de la estética japonesa, de la erosión del tiempo y de la belleza imperfecta, impermanente e incompleta”.

Blanca Abajo Alda es una pintora joven, formada en la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria-Gasteiz, donde cursó artes plásticas, pintura y dibujo. Desde el año 2011 ha realizado varias exposiciones individuales a lo largo de la geografía española y ha participado asimismo en varias exposiciones colectivas paseando su obra por ciudades como París, Matera (Italia), Tokyo, Kyoto e Hirosima (Japón), Singapur o Hong Kong.

Sus creaciones abstractas han recibido varios premios y reconocimientos. “Son obras cargadas de potencia expresiva, pero de gran sensibilidad a la vez, capaces de invitar al público a sumergirse en unas imágenes muy alejadas de las normas de la composición clásica. La frescura, la quietud, la soledad y la sencillez se podrán sentir en esta exposición”, destaca la autora.