1. Inicio
  2. Exposición 'Destellos'
Sala Araba 'Destellos'

Información

El centro de exposiciones Fundación Vital (Postas 13-15) acoge  una exposición colectiva de los diecisiete alumnos y alumnas del máster de Pintura de la UPV-EHU. En la sala Araba se podrán ver diferentes trabajos que muestran hitos significativos de su proceso de maduración como artistas. Se podrá visitar hasta el 8 de marzo.

 ‘Destellos’ es el título elegido para esta exposición, y es que las obras expuestas son precisamente destellos de un proceso iniciado en septiembre de 2018 al amparo del master de Pintura de la Facultad de Bellas Artes de la UPV-EHU. No se trata del trabajo final de los diferentes estudiantes pero sí de piezas de éste, de elementos de un proceso de profundización propiciado por el propio máster y cuya dinámica les permite avanzar y profundizar en el mundo de la pintura. Cada miembro del grupo, eso sí, ha desarrollado este proceso dentro de una línea elegida libremente de acuerdo a su visión e intereses.

El arte contemporáneo se caracteriza precisamente por la ausencia de movimientos claramente definidos. En estos momentos coexisten toda clase de estilos, técnicas y temáticas y esta muestra no es más que una pequeña muestra de dicha variedad, centrada en la pintura como la entendemos nosotros, cada uno desde su particular mirada.

Así, por ejemplo, Susana Diez descubre cómo la naturaleza nos ofrece pequeños encuentros, unas veces buscados y otras azarosos, que traslada con delicadeza al lienzo mientras que Pedro Alonso, para quien la montaña palentina ha ejercido una gran influencia en su pintura ha intentado reflejarla en su obra.

Marta Ubierna, por su parte, ha optado por los dualismos de seres vivos y elementos arquitectónicos así como individuos con dos caras, representando las diferentes personalidades que puede esconder cada ser. Marina Massidda, por ejemplo, ha tratado de romper jerarquías del espacio y de ordenar el caos construyendo con planos de color una temática que evoca la presencia humana, y la obra de Ane Campos, a pesar de presentarse como un elemento inmutable, sugiere el proceso cambiante, dinámico y espontáneo de su proceso.

En el trabajo de Manolo Mesa se revela la conexión y el significado intrínseco de los objetos cotidianos en su relación con el espacio; Jennifer Alonso, ha llevado a cabo una búsqueda de aquellos dibujos que se configuran en el paisaje a partir de las necesidades del ser humano en convivencia con la naturaleza; y Loli Martínez, presenta grupos de mujeres con caracteres distorsionados, cierta dosis de artificialidad y melancolía.

En la muestra, Xabier Goikoetxea busca un relámpago que lo atraviese todo, que la imagen se haga radiográfica, que se vea en ella lo más simple. La pintura de Irene Carmona, sin embargo, centra su interés formal en la figura humana femenina, tratando de evocar a través de ésta connotaciones relacionadas con la sensualidad, el movimiento y la soledad, mientras que Iñaki Abalia presenta una obra de tipo constructivo pero envuelta en un aire ambiguo en el que una figura central tumbada en primer plano a modo de sarcófago deja entrever una mezcla de paisajes troceados a modo de un puzzle con diferentes elementos.

En la obra de Maider Santos podemos encontrar un sutil paisaje en el que prevalece una mirada llena de poesía; Jon López-Aróstegui investiga con materiales diversos en continua acumulación / destrucción / movimiento creando una lógica visual impactante; y Endika Ruiz, nos explica que las cosas que pinta germinan del interés por la materialización de formas en un espacio.

La mitología del rock (luz, color y atmósfera) en forma de alegoría protagoniza las piezas de Santiago Castro. Por otro lado, el caos de la creación pictórica, de la narración, el caos emocional, el absurdo político y el social se apoderan de las pinturas de Javier Moure. Y por último, la obra de Asier Martís aborda un ritual entre representante, representación y representado.