1. Inicio
  2. Exposición 'Colores sin fronteras'
Sala Araba Colores sin fronteras

Información

Más de treinta artistas vascos que componen la plataforma ‘Colores Sin Fronteras’ exhiben sus acuarelas, acrílicos, óleos y fotografías en la sala Araba del Centro de Exposiciones Fundación Vital unidos por la voluntad común de la ayuda al refugiado, aportando cada uno de ellos una obra con el fin de colaborar con CEAR Euskadi. La exposición se podrá visitar hasta el 31 de mayo.

La plataforma ‘Colores Sin Fronteras’ la fundaron a principios de este año más de treinta artistas vascos, la mayoría de ellos residentes en Vitoria-Gasteiz, con el objeto de involucrarse en programas de integración para combatir la indiferencia y evitar el miedo a lo desconocido, promover la interculturalidad, comprender las razones de los refugiados, ayudar a difundir el trabajo que realiza CEAR y animar al voluntariado.

La exposición de la sala Araba es el primero de una serie de pasos previstos. En ella se pueden contemplar trabajos de estilos y técnicas muy distintos como acuarelas, acrílicos, óleos y fotografías realizados por cada uno de los treinta artistas, entre los que podemos destacar  pintores muy conocidos, como la acuarelista Paz Espada,  Paz Larrumbide, ganadora del certamen Arte Vital de 2018, pintores como Jorge López, José Antonio Larauri con su escultura ‘Europa la Gran Mentira’ convertida en el emblema de Colores Sin Fronteras, Ander Arenas, aquí representado con su obra pintado en acrílico The immigrant (película de Charlie Chaplin) y muchos más.

Casi todos los cuadros son de formato mediano y están relacionados de alguna manera con la problemática de los refugiados. En la exposición se dará a conocer también la labor desempeñada por la Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi (CEAR) y se ofrecerá un libro para que los visitantes aporten ideas, críticas y comentarios.

La directora de CEAR-Euskadi, Patricia Bárcena, advierte sobre lo lejos que estamos de equipararnos a otros países europeos de referencia, en las cifras de acogida a refugiados. Pese a ello, “en los últimos cuatro años ha habido un incremento exponencial de las solicitudes de asilo. Son personas que han venido para quedarse, con las que convivimos”. Por ello, hace hincapié en el reto al que debemos de enfrentarnos tanto las organizaciones e instituciones como la sociedad, resaltando la importancia de actuar conjunta y coordinadamente como la única forma de poder garantizar una acogida digna a estas personas.